acontecimientos políticos

¿Qué acontecimientos políticos y económicos nos esperan en 2017?

Los acontecimientos políticos y económicos esperados para 2017 serán: en febrero habrá la primera reunión de la FED; en marzo se iniciará el proceso del BREXIT y las elecciones en Holanda; en abril y mayo las elecciones presidenciales francesas, elecciones alemanas y posibilidad de italianas, también en el segundo semestre. No obstante, a pesar de la incertidumbre que provocaron los hechos acontecidos durante el 2016 y los que puedan venir en el 2017, las previsiones económicas para este año son positivas. En este sentido, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha elevado su estimación de crecimiento PIB mundial para 2017 al 3,3% desde el 3,2% de la previsión anterior. La OCDE cree que el crecimiento alcanzará el 3,6% en 2018.

Respecto a la economía española, la OCDE espera que cierre el pasado año con un avance del 3,2%, mientras que para 2017 y 2018 el crecimiento del PIB sería del 2,3% y el 2,2% respectivamente. También se ha mostrado ligeramente más optimista con respecto a las perspectivas de Estados Unidos, con un pronóstico de crecimiento del 2,3% para el próximo año, frente al 2,1% de sus últimas estimaciones que datan de septiembre. El crecimiento de los Estados Unidos aumentaría aún más en 2018 hasta alcanzar el 3,0%, la tasa más alta desde 2005. En relación a Europa, gracias a la política monetaria, se espera que el crecimiento de la zona del euro sea del 1,6% en 2017 con estimaciones revisadas levemente al alza desde las previsiones de septiembre de la OCDE. China, ralentizaría el crecimiento este año al 6,4% desde el 6,7% del pasado año, ambas lecturas ligeramente mejores de lo esperado anteriormente. Otro organismo avala e incluso mejora las previsiones de la OCDE: el Fondo Monetario Internacional prevé un avance del 3,4% para la economía mundial para el 2017, tres décimas por encima del 3,1% del registrado en 2016, y ha mejorado los crecimientos de EEUU, Europa y Japón, pero las ha empeorado de México y algunas economías emergentes

Siempre existirá, en mayor o menor grado, la incertidumbre económica y un motivo de preocupación o de excitación en los mercados, que después se olvida. La prensa, los analistas, los “gurús” de todo tipo, entidades financieras, tertulianos catastrofistas, entre otros, contribuyen a exagerar y alimentar estos miedos para beneficio propio y perjuicio de los inversores impacientes.